miércoles, 22 de octubre de 2014

Cuánto me tengo que vaciar para llenarte..?




No la lleno. Nunca la llené.
Por más terminada que esté la historia es algo que siempre va a pesarme. Es decir, quién podría querer realmente a una persona como yo? Que estudia gastronomía (y de hecho cocino muy bien, y estoy teniendo excelentísimas notas) y que ama cocinar, pero que tiene una relación tan enfermiza con la comida? Una persona cuyos arranques de fuerza de voluntad duran lo que un pan tarda en enmohecerse en la alacena? Quien? Quién podría querer a ésta montaña de grasa que soy? en la que me convertí en los últimos años de abandono? Quién? Ella no. Lo sé.
Porque el problema siempre fué mi físico. Porque me quiere, porque le gusta como soy, porque me extraña, pero imagino la repulsión que debe sentir al cruzarse conmigo. La repulsión de sentir mi grasa moldearse en sus abrazos, y aún más, el inmenso asco que le debe producir el sólo imaginarse una noche de cama conmigo.
Podría decir a mi favor, que soy buena mina, que realmente la quiero, que daría todo de mí por hacerla feliz, pero no alcanza, porque mi monstruosidad no la llena.
Y la quiero, la puta madre! Cuánto la quiero! no podría quererla más de lo que lo hago. No podrían nunca llegar a imaginar mi felicidad cuando veo que uno de sus estados de whatsapp son dirigidos hacia mi persona. O cuando sé que preguntó por mí siquiera. Y la extraño, y a veces la necesito tanto que siento que me muero por su ausencia. Pero no, no alcanza, porque no la lleno.
Como grito desesperado decidí que voy a empezar a ir al nutricionista y al gimacio, sólo queda juntar coraje para llamar y anotarme.
Para llenarme yo, para llenarla a ella, para vaciarme de kilos y llenarme de logros que perduren.
Tres años de historia. Tres años de no llenarla. Tres años de pensarla a cada segundo.

Mis semanas? Terribles. Comer y dormir. Dormir y comer. Sólo eso. Y me odio tanto.
Entiende algunx de ustedes el sentimiento de SABER que hay que comer menos y hacer ejercicio, saber de memoria todo lo que implica una dieta exitosa y aun así no poder aplicarlo? Por qué será que me cuesta tanto?

Lxs quiero Princesas... Gracias por leerme y por estar siempre tan presentes en mi vida...
Me voy a leerlas, un beso gigante.

Dragon.Fly.

Srtight from my heart, I wish you could see.. How I've change.

3 comentarios:

  1. Ella te quiere y te extraña. Que suerte, mi "ella " no me quiere ni extraña y nunca lo hara sin importar mí cuerpo.
    Y respecto a lo otro, es solo cuestión de empezar. Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. La barrera más grande son las primeras veces.
    Una vez que cruzas esa línea, vas a sentirte tan bien que el resto va a salir solo.
    Si te cuesta arrancar, empezá de a poquito. Comprate algo de ropa un talle menos, tene a mano alimentos saludables (verduras y frutas), arreglate más, aunque no salgas a ningún lado, mirate en el espejo
    Vas a ver que va a salir, ánimo

    <3

    ResponderEliminar
  3. Bella, cuando alguien te quiere el físico se va al último grado, el amor quizá empiece por el físico al principio, pero después es lo único que no importa. Un amor basado en el físico no es verdadero.

    Lo primero es estar bien contigo, degradarse a uno mismo y no echarnos porras nunca es lo que hace que no avancemos, te invito a que no lo hagas más o vayas dejando de hacerlo.

    Si no lo hacemos es porque en realidad no lo deseamos.
    Besos!

    ResponderEliminar