martes, 2 de septiembre de 2014

Ansiedad-Destrucción.-




Por día leo, firmo y soy partícipe de tantas discusiones a favor de la aceptación de todos los tipos de cuerpo como iguales, la ley de talles, y demás temas, que saber que tengo gran parte de mi vida metida en éste sub mundo, por donde les escribo, me hace sentir un tanto hipócrita.
Pero no me malinterpreten, yo realmente desearía una sociedad que no te lapide por no medir un metro ochenta y pesar 50 kilos, donde si sale una campera que te gusta, pueda gustarle a cualquier chica, pese, 45 o pese 110, y que pueda comprarsela si le gusta, ¿se entiende? Realmente deseo un mundo sin discriminación, como lesbiana y gorda viví toda mi vida muchos tipos de discriminación, tanto verbal como agresiones físicas, humillaciones, degradaciones, y dichas cosas me afectaron muchísimo (claramente si fuese una persona psicológicamente estable, no tendria porque tener un seudónimo y un grupo de gente completamente distinto donde expresar las inseguridades que no puedo contar en mi face de verdad, o en mi blog de verdad.)
Me gustaría mucho despertarme un día y sentirme bien como soy, estoy segura que quitandome ese enorme peso de los hombros los atracones para saciar la ansiedad de la depresión, se irían, y con él, unos cuántos kilos. Seguramente me atrvería a ir al gimacio sin miedo a pasar verguenza.o a que se rían de mí, incluso saldía mucho más de mi casa, porque siendo sincera a veces no me dan ganas de salir por miedo al qué dirán. Y es horrible vivir así.
Es horrible haberme convertido en una persona que (con lo que me gusta) ya no pueda disfrutar del sexo por miedo a que me toquen o me vean, que me haya convertido en casi la antagonista de lo que era.
Necesito saber dónde están las ganas de seguir, de estar bien, de sentirme bien, de poner mis placeres a largo plazo por encima de la comida, dónde está la fórmula para volver a tener ganas de verme mejor, de sentirme mejor, independientemente de mi peso.
Me pregunto si alguna vez voy a poder comer algo sin sentir culpa después, si voy a poder sentirme linda, si voy a tener la confianza como para andar por la calle sin ir mirando al suelo.
Otra vez, voy a intentarlo una vez más.
Y las que sean necesarias hasta lograr ser una persona feliz.



Dragon.Fly.

La resignación es el suicidio cotidiano, y ya perdí la cuenta de cuántas veces desangré mis venas .-

2 comentarios:

  1. sabes me llego lo que dijiste y sabes yo también pienso eso quisiera que en el gimnasio no fueran tan hipocritas se haces mas de la cuenta te critican si no haces nada también ademas por que tenemos que adelgazar para comprarnos lo que la moda nos quiere vender por que tenemos que estar pendientes de lo que las personas "lindas" o hipócritas quieren que seamos me gusto mucho esta entrada es bueno saber que realmente blogs así permiten ver que no solo vos pensas así
    pasate por mi blog asi hablamos QUE ANDES MUY BIEN"!
    http://elmundodelasfalsaspromesas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaa..! Leí todo tu blog, muy entretenido, también soy de Argentina específicamente de rosario. Si queres hablar x whatsapp mi num es 3415448814. Besos y éxitos!

    ResponderEliminar